Avisar de contenido inadecuado

VAGINITIS NI MUTIS

{
}

 TAGS:

Ni mutis porque se trata de una infección que padecen muchas mujeres pero que suelen esconderla por vergüenza, pudor o para no parecer bichos raros contagiosos.

Pero actualmente casi todas las mujeres padecen esta dichosa infección alguna vez en su vida, por no decir varias. Algunas al callarlo mantienen relaciones sexuales y, ya se sabe, todo es una cadena, así que un día aparece otra mujer más que ha cogido la ‘infección’. Nuestros órganos sexuales femeninos son una zona excelente de descarga de exceso en sangre y linfa por una alimentación desequilibrada. Muchas toxinas de nuestra mala nutrición son descargadas a través de la vagina creando un ambiente propicio para el crecimiento de hongos, bacterias y todas sus familias.

Unos de los cuantos culpables de nuestras infecciones son estos alimentos:

frutas tropicales (plátano, piña, papaya, mango…) y sus zumos; azúcar blanco que estimula el crecimiento descontrolado de hongos, y todos los alimentos que lo llevan (que no son pocos); el consumo excesivo de frutos secos que crean mucosidades (ambiente ideal para estos bichos); alimentos refinados como la harina blanca, un ingrediente muy adulterado que se encuentra en nuestra alimentación diaria a través del pan blanco; alimentos aceitosos; y grandes cantidades de tomates, patatas y lácteos (otro ‘alimento mucoso’). Estos organismos viven a sus anchas en nuestra vagina. Estos organismos viven a sus anchas en nuestra vagina. Veamos qué bichitos nos ocasionan esta ‘vaginitis’: - Tenemos un organismo fungal llamado Monilia que hace que descarguemos un flujo grueso y blanco causando enrojecimiento, dilatación e irritación en los labios vaginales, además de producir picores al orinar.

- El organismo Trichomonas vaginalis crea una infección con un flujo más amarillento creando picazón dentro de la vagina y es sexualmente transmisible. - Luego tenemos un flujo más claro que resulta de un exceso de mucosidad en el cervix y pared vaginal y otro que es un flujo verde que suele contener pus ya que es el resultado de una infección aguda. Los flujos claros son los menos graves, los blancos suelen ir acompañados de quistes, mientras que los verdes suelen indicar una tendencia a desarrollar cáncer en los órganos reproductores, aquí ya estamos hablando de infecciones crónicas, es decir, de palabras mayores, ya que la mujer se siente cansada, con apatía además de los síntomas antes mencionados que le impiden llevar una vida normal.

¿Qué podríamos hacer para curarnos o prevenir una infección vaginal?:Usar pequeñas cantidades de aceite de oliva; consumir daikon (nabo japonés) y sus hojas cocidas con alga kombu; evitar las ensaladas y verduras crudas; evitar el tofu o hamburguesas de tofu ya que la publicidad engañosa nos hace creer que son buenas para las mujeres y un exceso es contraproducente para la vagina y además enfría nuestra sexualidad. Incluiremos un poquito de algas para que sus minerales nos ayuden a descargar las toxinas del cuerpo. Evitaremos todo alimento animal (pescados, carnes, huevos) hasta nuestra recuperación. No tomaremos fruta fresca ni sus zumos y nos limitaremos a una pequeña cantidad de fruta cocida (compotas, fruta al horno o al vapor…). Compresa de jengibre Compresa de jengibre Remedios caseros de Aveline Kushi: - Compresa de jengibre: Aplicarse bajo el abdomen cada día durante 15-20 minutos. No lo debe usar la mujer embarazada. Aplicar durante 10-15 días y después varias veces por semana durante un período adicional de 6 semanas.

- Baño caliente de asiento: El baño contendrá una preparación de hojas secas de daikon o nabo, si no encontramos, podemos utilizar alga arame. Se colocan 4-5 atados de hojas secas en una olla grande con 4-5 litros y se hierve hasta que el agua se ponga marrón. Se agrega un puñado de sal y se remueve. Se cuela y se agrega a una tina de agua caliente. Nos sentamos con el agua hasta el ombligo, tapándonos los hombros. El calor aflojará los depósitos de grasa y mucosidad depositados en la región pélvica.

Por mi parte comentar que el baño de asiento de Árbol del Té también es muy efectivo: Echas unas gotas en agua templadita en tu bidé y te quedas unos 10 minutos. Sentirás un gran alivio si eres constante durante una semana.

- Baños íntimos especiales: Preparar con el jugo de medio limón y té bancha caliente o agregando 2 cucharaditas de vinagre al bancha caliente. Agregar una pizca de sal de mar, remorver y usar como baño íntimo con una jeringa. Esto ayuda a desprender mucosidades y grasas aflojadas por el baño de asiento. Tanto el baño de asiento como el íntimo pueden repetirse todos los días hasta diez días. Pero cuando vamos al médico alopático nos recomienda que nos hagamos duchas vaginales con productos químicos que introducimos en nuestra vagina que alterará nuestra flora bacteriana creando más oportunidades para seguir teniendo infecciones reiteradas. Así que al duchar nuestro interior con química desequilibramos nuestra parte femenina creando desbarajustes luego muy difíciles de solucionar.

El abuso de antibióticos aniquila nuestras defensas abriendo la puerta a nuevas bacterias agresivas para nuestra vagina.

El abuso de antibióticos aniquila nuestras defensas abriendo la puerta a nuevas bacterias agresivas para nuestra vagina. Estos profesionales de bata blanca también nos recetan antibióticos como si fueran chocolatinas, que éstos no distinguen entre la bacteria peligrosa y culpable con las bacterias buenas. Es decir que cualquier cantidad de probióticos que aún conserváramos sería aniquilada junto con la infección. Y una cosa que estaba pensando…Son los únicos, que con su autoridad, consiguen que nos desnudemos sin rechistar y sin pensarlo dos veces.

El envejecimiento, una alimentación pobre en nutrientes, el estrés, la contaminación, los antibióticos, las infecciones frecuentes, la diarrea infecciosa o del viajero, son sólo algunas de las causas que pueden llevar a una reducción drástica de probióticos.

La ‘disbiosis intestinal’ que es un conjunto de trastornos como desequilibrio en las bacterias intestinales normales, parásitos intestinales, excesiva proliferación de hongos y aumento de la permeabilidad intestinal está relacionada y es causa de vaginitis crónica entre otras enfermedades como migrañas, artritis, enfermedades autoinmunes y alergias alimentarias.

Antibiótico significa ‘contra la vida’ y probiótico significa ‘a favor de la vida’ y éste último colabora en la destrucción o control de las bacterias nocivas. Cuando nuestros niveles de probióticos son bajos o están deteriorados por culpa de la ingesta de antibióticos, la resistencia del organismo es menor y si encuentra un infección en su camino no tiene la capacidad para expulsar la bacteria enemiga o invasora.

No la escondas. Haz frente al problema con humildad y no te dejes 'engatusar' por antibióticos o 'duchas mentales'. No la escondas. Haz frente al problema con humildad y no te dejes 'engatusar' por antibióticos o 'duchas mentales'. Mi mensaje es claro: Cuidemos nuestro cuerpo con un estilo de vida con mejor comida, comida nutritiva; alejemos nuestra mente de pensamientos negativos y estrés; mantegamos relaciones sanas y amorosas. Así conseguiremos alejar la vaginitis de nuestra vida. No te dejes engatusar por los antibióticos, ellos son los culpables de volver a caer en la misma piedra.

{
}
{
}

Deja tu comentario VAGINITIS NI MUTIS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre